sábado, 6 de junio de 2009

Ciertos estereotipos... Ralladas Mentales


En 1990, tuve mi primer contacto con el surf, más concretamente en Barracuda´s Point, quién conozca el nombre, ya sabe de que spot estoy hablando. A la postre, el recorrido planteado desde mis inicios, me han llevado a situaciones muy curiosas. Situaciones en las que pocas veces he visto en la sangre de otros como el surfin´fluye de manera generosa. El surf es amor universal, a parte de un acto egoista, de superación personal y de fustración por no estar ya en el vientre de nuestra madre, al parecer el surfer echa de menos el calor de su madre. Entonces viene el estado emocional, en el que mar juega un papel importante, es el campo de juego. Pero que pasa cuando, en el campo de juego entre el márketing de las grandes compañías del surfin´. Pues que se va todo a la mierda y el sentimiento, el amor, el que hacer diario, el surfer se convierte en una especie de portador de marcas, los más puristas me diran, que sin evolución no habría tablas, trajes de neopreno, los más anti-comerciales no sabran que decir pues pasan de toda esta mierda. El mundo del surf es una montaña de mierda, y de las más grandes, pero sabéis una cosa, a mi me da exactamente igual, pues hago surf para alimentar a mi alma, y transmitir mis sentidos a los demás. Confuso mundo éste que nos pervierte la puta mente.

Si alguién no le gusta mi comentario, que me mande un e-mail que no se lo responderé, si alguién si le gusta que mande un e-mail, que lo imprimiré y me limpiaré el culo con el mismo papel.

1 comentario:

  1. Jajaja ¡estas loco!

    La esencia pura nunca se corromperá :)

    ResponderEliminar