viernes, 30 de abril de 2010

Absurda coincidencia


Fuentes irreales de perturbación aniquiladora, instigadora, combáteme en las confesiones orales y proscritas de los religiosos actuales. Actuación desmesurada de una cuadra de narcisistas malhumorados, humillados y asalariados. Fríos como el hielo, costoso como los bancos. Bancos aterciopelados de maravillosos billetes rojos, verdes y amarillos. Malditos daltónicos, egoístas, partidistas, lame culos, obuses destructores de personas, avariciosos... Se desmoronan los castillos del trabajo, familias agotadas, enfadadas. Ingeniarse movimiento liberador clandestino, que ya instaurado en la sociedad, haga frente a las injusticias moribundas de esos otros bancos donde la gente se siente sin que les cueste un duro. Oscuridad fúnebre, envuelve tu ética moral adquisitiva. Y allí en la soledad donde nadie participa de nada, donde los sentidos quedan obstruidos por el préstamo hipotecarío, se levantan mansiones con servicio filipino. Si, deja que mi cerebro hable por mis dedos, mira como tecleo todo esto, sólo piensa mi cerebro, yo transcribo, sin parar, y mi furia sigue en crecimiento, telas, vasos, conquistas, regresiones, engaños, atracos, muerte, destrucción masiva, joder que cansancio.


Y ahora, mira esto otro. No, se acabó, dejo de transcribir. Ahora toca meditación, abstracción. DISFRUTA.

jueves, 29 de abril de 2010

Isobaras Interesantes

Conversación en la playa hace unos meses...

- Joli, tío en primavera como miras las previsiones...
- Bueno, aquí se nos presenta un problema, en primer lugar, decirte, que como la primavera es bastante cambiante suelo tirar de webcam (mi preferida la de Sitges, Aiguadolç; pues me dijo un pajarito que pretende construir un Corte Ingles, un Hipercor, un Mercadona, un McDonalds y no se que carajo más de centro, desde el mirador hasta la playa, pues la afluencia de personas en ese pico es de tal magnitud que merece un estudio de mercado detallado, los días que la ola sale, se junta más personas por metro cúbico de agua que en Canaletes, los de marketing le han echado el ojo y es un grupo potencial de consumidores a tener en cuenta, jejejejje.), pero en invierno y otoño tiro de isobara, más seguro y eficaz.
- Bueno, en ese caso, Joli, seguiré mirando las webcams.
- Sí, es lo mejor que puedes hacer, de todos modos ten cuidado, porque la gente a veces realiza lo que se llama el "matamonos", olas de menos de 1/4 con línea marcada (me incluyo, yo soy de los matamonos más matamonos de todos los matamonos, junto con Chicho, jejejej.). Entonces la visión de la webcam te puede llevar a percepciones totalmente irreales y soñadoras...

Música a toda leche, tablas sobre el coche, la tía buena de turno al lado masturbandose mentalmente con tu cuerpo, sueño de olas, cruzas la subida del Port Ginesta y de repente, mar platazo... Unas horas antes: miraba la webcam, coño veo líneas, llamo a la tía buena de esta primavera que se vendrá conmigo, cargo tablas en el coche, recogo tía buena (joder con tanguita y pantaloncitos...), vuelvo al principio del párrafo, hasta de nuevo encontrarme el mar plato. Se acabó, a la playa a intentar tocarle los melones a la tía buena que me acompaña. Fin de una historia sin olas. La primavera y el verano, son para multarnos, sacarnos de las playas y si alguién puede que viaje. Mira el mapa de arriba y te motivarás un poquito. Cambio de tiempo, perfecto.

miércoles, 28 de abril de 2010

Quiero Ser Salvaje...


Una sociedad domesticada en sí mismo, es la pérdida de identidad propia, la hipocresía desmesurada, la caricatura de cerramiento intrapersonal. Quiero ser salvaje, tener mis propios instintos, dejarme de tantas historias, volver a los orígenes, saber quién soy, recoger raices comérmelas, digerirlas y cagarlas. Cada vez que asomo mi careto al balcón, veo gestos, expresiones, comportamientos... Llenos, llenos de tristeza, apreciaría saber: ¿Que coño nos pasa a todos?

Dejad que vuestros instintos fluyan como un torrente de agua imparable, admirar vuestra energía concentrada en vuestro conocimiento, mirar arriba, abajo, al centro y con una copa de whisky en la mano te la metes toda hacia dentro. Antes, ahora, después, tarde o temprano todo tiene significado. Quiero ser salvaje, mirar al sol, acariciar las estrellas, apreciar la sensibilidad de una caricia de brisa en mi piel. Cuando todo recupere su significado, entonces la tristeza desaparecerá de la tierra y los instintos básicos volverán a resurgir con fuerza sublime.

Por eso amigo, si eres salvaje, nadie ni nada te puede vencer. El enemigo número UNO es precisamente uno mismo.

miércoles, 21 de abril de 2010

Puto el que lee.


Este blog, es de mi colegua Chicho, menudo kamikaze de palabras, bueno, bueno, os aconsejo que lo visitéis. Los blogs son en su esencia la deliberación estratosférica del desenfreno coyuntivo y no retribuido, que ejerce cierta presión omoplática hacia tus óvalos mentales. Vacíos de genio, llenos de ingenio, recuerda que estás vivo porque tu misericordioso corazón bombea tres millones y medios de globulos blancos, rojos, azules y amarillos. Piensas que estás vivo por gracia de Dios, y una mierda, estás más muerto que vivo y si no que se lo cuenten, a mi amigo Dardo Escocido. El tío se pegó un tiro en la cabeza, cuando se despertó no veía más que la calle y no podía escucharse, gritaba desesperado y cuando encontró su cadáver enfrente se dió cuenta que había muerto, y que ahora sólo le quedaba su espiritu atrapado en el limbo, ni al cielo ni al infierno. Tu peor castigo esta por llegar, nunca desprecies a nadie, ni por su aspecto, ni por su forma de actuar. Despreciate a tí mismo, y serás capaz de entender todo lo que te rodea. Si estás bien de la cabeza no leas esta entrada, podrías sufrir el síndrome del sufrimiento mental flagarantemente editado en mis nueronas. Saludos sin sentido.

http://puto--el--que--lee.blogspot.com

sábado, 17 de abril de 2010

1500 historias inacabadas


1500 historias, exactamente, ni una más ni una menos. El pasado Diciembre del 2009, me acerqué después de mucho tiempo, a la derecha del Port Ginesta, sorpresa, estaba funcionando. En el agua tuve la ocasión de ver a gente que lleva una veintena de años surfeando, viejos compañeros, que no han perdido la ilusión por la playa, las olas y en suma por el surf. Pero, aquí es donde mi cabeza empezó a disegcionar o razonar. Recuerdo mucha gente que empezó con el surf y en menos de 3 o 4 años lo dejaron, bien por aburrimiento, bien porque es un sacrificio extra, bien por el frio, no todos soportan el frio, la lluvia y el viento; en definitiva motivos, extras, por el motivo más extra que me comentaron fue increiblemente razonable, entonces, aquel refran de "tiran dos tetas más que dos carretas", recobró el sentido. Pregunté a un amiguete, que había sido de su primo, contestación: "Mi primo, es la ostia, se a juntado con una chica que tiene las tetas de goma, con un cuerpo descomunal y ahora lo lleva bien vestidito para arriba, para abajo... que si compromisos sociales, fiestas, estatus, en fin... -se quedó pensando-... Un desastre, Joli, un desastre."

Aquí reside la naturaleza humana, dejamos de hacer cosas por otras personas. Yo sigo pensando, que vale más combinarlas, porque al fin y al cabo, las personas van y vienen, pero las olas continuan estando en su lugar. De momento, toco madera, tira más las olas, que las tetas y las puñeteras carretas.

jueves, 15 de abril de 2010

IN & OUT

video

Reordenando las ideas de mi ordenador, encontré este corto, que seguramente hice cuando la falta de olas me recarcomía los pensamientos más densos. Lo he reestructurado, y mi sorpresa fue que al final del video tenía un corto de dibujos, bueno, fue un experimento. Si sigo haciendo estas "mierdas", en mi ordenador, quiere decir, que mi cabeza funciona correctamente. Amén.

miércoles, 14 de abril de 2010

Martin Potter Pottz

En los años 80, 90 y un poco más Martin Potter fue uno de los mejores surfers del mundo, junto a Richie Collins, Tom Carroll, Curren... y un largo etcétera. Para mi, uno de mis surfers preferidos, y al que seguí bastante, gracias a gente como Pottz el surf es lo que es. Ellos son los percursores del profesionalismo. Pasaron de ser hippies de playas a cobrar un salario. Motivación extra. Antes, no era tan fácil y ahora hay tanta gente buena por todos los sitios que realmente es difícil para todos llegar a lo más alto. El surf de antes no tiene nada que envidiar al de ahora.

sábado, 10 de abril de 2010

Evolución a la Catalana. L-96 línea de conexión


Tenía 15 o 16 años, sí... Recuerdo la primera vez que tuve que lidiar con el autobús para acercarme a la playa de Castelldefels, no tenía carnet de coche y mi primo andaba lidiando con una fémina, por lo cuál no me quedó otra que buscarme la vida. La línea que salía de Sant Boi de Llobregat (L-96, autobuses verdes), sólo funcionaba durante el verano, con lo cuál, aquel día de septiembre fue mi bautizo con el elemento de transporte más famoso del mundo. Mi Hot Buttered y yo fuimos convencidos y nos montamos en el trasto color verde. La gente me miraba extrañada, ¿que coño lleva ese muchacho en esa funda que parece un condon con tela de toalla?, ¿dónde mierda piensa que va éste, si aquí no hay olas?... Bueno eso me imaginaba yo al ver la cara de póquer que ponía la gente. Recuerdo ese primer viaje con cariño y desprecio a la vez. Cuando llegué al apeadero de Castelldefels, mi sueño se hizo realidad, estaba en la playa y joder tenía olas de 0,5 metros en frente, glassy, glassy... Por aquel entonces ni tenía móvil y poco dinero, o sea que el bocadillo de chorizo, la coca-cola y la mochila transporta todo en la espalda era mi recurso más preciado. Antes podías dejar la mochila con tranquilidad en la arena y no pasaba nada, ahora... Es otra historia...


Pero llegó el invierno y la línea de autobús dejó de funcionar, por lo tanto, el sistema era el siguiente: levantarse a las 6:00 a.m., patear hasta Viladecans y coger el autobús allí, a 4,5 quilómetros de distancia, pasando por polígonos industriales y el propio pueblo. Ese recorrido lo hice durante 3 años, cada sábado, cada día de fiesta, cada vez que podía... Cogí el vicio del autobús, hasta que un día inaugararon la línea hasta Sant Boi y lo cogía a 500 metros de mi casa. Joder, ahora, aprecio el coche como mis piernas. Quizás la gente de ahora lo encuentre rídiculo todo este teje maneje, pero ciertamente es lo que había... Y las previsiones (Internet era escaso), era gracias al TV3, La Vanguardia, El Periódico... Por lo que aprendí a leer isóbaras. Con el tiempo pasé de no saber nada de meteorología a ser un gran experto... jejejje. Pero cuando tuve el carnet de conducir, todo cambió, llegaba a la playa tranquilo, tempranito surfeaba en Garraf, Vallcarca, Sitges, Segur... Otra vez, me cambió el sistema de transporte.


Por eso, quiero dedicar este post a todos aquellos surfers que por causas de edad, tiempo o dinero tienen que tirar del transporte público y que hace lo imposible por llegar a la playa. Eso sí, el echo de ir en bus me enseñó a: apreciar la playa, los bocadillos de chorizo, mis piernas y sobre todo MIS GANAS DE SURFEAR.

lunes, 5 de abril de 2010

Video. Aquellos 5 días... Fue como 1 mes.

video

No estamos todos los que somos, pero si salimos todos los que estábamos. Cinco días inolvidables para todos los presentes en aquellos días. Aquí os dejo un pequeño recuerdo de todo lo acontecido, espero que lo disfrutéis. Saludos.

domingo, 4 de abril de 2010

Aquel Hombre


Aquel hombre recorrió cientos y miles de quilómetros para llegar a su destino. Guardó plantas, generó riquezas, recogió penurias, se arrastró sombrío por los pueblos más desahabitados, se curtió... Pero aquel hombre desconocía lo que se le avecinaba. Empezó a creerse más allá de las personas y comenzó su alejamiento progresivo de los seres humanos. Allí, rodeado de una gran mansión, observaba el mundo y se creía poderoso. Sí tenía dinero, tenía poder, influencia... Del hombre que recorrió miles y miles de kilómetros sólo quedaba una pequeña chispa. Esta chispa, sólo se le aparecía en sueños, despertándose sudoroso... La vanidad comenzó hacerse insoportable y empezó con las drogas, necesitaba aislarse, sus familiares ya no se relacionaban con él y las personas que estaban a su alrededor eran de dudosa confianza. Hasta que un día despertó junto a un container de basura, con las ropas rotas, sin saber donde estaba. Aquel hombre se levantó, recogió su alma y entonces... Volvió al camino, dejó todo y aquel hombre empezó a recorrer miles y miles de quilómetros.

jueves, 1 de abril de 2010

La Resilencia, como liberar la adversidad


¿Cuántos momentos adversos podemos vivir en la vida? Supongamos que hasta las adversidades más salvajes con la que se encuentre una persona en la vida, pueden ser nuestro tren de impulso hacía la focalización, autorealización y dirección.

La adversidad forma parte del tren de la vida, pero he descubierto, la resilencia, definarla no es fácil e interpretarla tiene sus más y sus menos. Pero, cuando surge desde el sentimiento más profundo interno, empieza la magía de la construcción de tu bordado. La vida es un tapiz que se va bordando desde que nacemos. Pero también ese bordado queda con taras y esas taras hay que repararlas, ¿Cómo?, pues desde una perspectiva muy sencilla (desde la confianza de otra persona a tú persona y tener el valor suficiente como para afrontar las adversidades desde el cariño, el amor y la GESTION EMOCIONAL). Quizás esta entrada no tenga mucho sentido, pero el descubrimiento de saber que dentro de cada uno reside un valor de incalculable proporción para mejorar nuestro presente. La resilencia no es más que el rebote causado por las adversidades, tornándose en positivo, dirigiéndote a tus sueños, mirando la vida desde el otro lado, desde el mundo afirmativo, positivo y pronunciándote con un SI afirmativo a todo aquello que quieras. Es una corriente mística (valor interno), llena de creatividad, comunicación, generación de autoconfianza, es una SALVAJADA, tan bestial, que si la pruebas parar es imposible. Generar positividad es mucho más difícil que crear negatividad (la palabra NO, ya dejó de existir en mi vocabulario).