domingo, 2 de enero de 2011

Si las espumas del mar hablasen...





Seríamos testigos de nuestras propias indecencias, de los que filtrearon con el surfing y lo dejaron, de los que continuamos agobiando al personal con todo tipo de artimañas sucias, envenenadas. Sesiones pasadas, olas surfeadas, atardeceres, amaneceres, mar plato, mar plato, olas otra vez, visitas al psicólogo para desmembrar todas las secuelas que produce el mediterraneo. Algunos viajes, anécdotas variadas (joder como cuesta hacer un resumen del año), en fin todo un mundo sin fin. Pero lo más bonito de todo y después de tantos años de agua salitrificada (esta en las venas, sin duda), es la última sonrisa después de trazar una ola, o el chiste del colega, y de la toma de anís antes de ir al agua gélida. Tantas sensaciones no se pueden resumir en cuatro líneas blogueras de tan extraño y excéntrico blog. Valorando lo más significativo, es que estamos en vida un año más, lo que supone: pagar impuestos, trabajar, hacer el amor, surfear, estudiar, ver la tele, escribir en el blog, observar las previsiones, ver a los colegas y amigos, comer, beber, dormir, levantarse, lavarse la cara, leer, mirar el cielo, tocar la lluvia, acariciar las plantas, regar las plantas. El próposito para este año nuevo... sin duda seguir SUBSISTIENDO, que no es poco. Feliz 2012 (es que el 2011 no me gusta como número...).

3 comentarios:

  1. Si señor¡¡¡¡ Feliz ño nuevo para no nombrarte el numero jajajaja SAludos.......

    ResponderEliminar
  2. Feliz año nuevo Joli.

    Saludos.

    ResponderEliminar